Tipos de callos en los pies: Duros, Blandos, Neuro-vasculares

Tipos de callos en los pies: En este articulo tenemos una completa descripción las características más importantes de los callos Duros suaves Vasculares Neuro-vasculares fibrosos en forma de granos

Los callos son la denominación común de una afección de la pie llamada hiperqueratosis, causada por el crecimiento de la cara externa de la piel debido a traumas constantes de presión y fricción,

Esta condición de la piel se pude observar generalmente en los dodos de la manos de personas que trabajan manualmente como jardineros, y campesinos, de la misma manera esta condición se presente más frecuentemente en los pies en los caso en que exista presión anormal del calzado sobre un área específica del pie.

Los tipos de callos se clasifican primero por su extensión entre callos y callosidades sin embargo no hay una diferencia sustancial entre ambos ya que su estructura básica es la misma, su aspecto, grosor, densidad y tamaño dependen en gran medida de la variación de las tensiones causantes de la hiperqueratosis.

Generalmente las callosidades cubren un área mayor y su espesor tiende a ser uniforme, mientras que el área cubierta por los callos es significativamente menor pero son mucho más protuberantes que las primeras ya que estos se moldean básicamente por presión

Los tipos de callos también son clasificados generalmente por su tamaño, posición y causas.

Tipos de Callos

callos Duros:

Este es el tipo más común de callo, aparece en la parte superior, las puntas de los dedos de los pies, entre los dedos de los pies e incluso debajo o hacia el lado de la uña. Generalmente estos se tratan mediante el recorte con bisturí, y la excavación de su núcleo y relleno, sin embargo la única cura para este tipo de callo es la eliminación de sus causas o de los contrario este aparecerá nuevamente

Tipos de callos causados por presión excesiva del calzado

callos suaves:

La las características biológicas de este tipo de callo son las mismas que se presentan en los tipo de callos duros, la diferencia fundamental radica en su consistencia gomosa y apariencia lechosa, debido a la maceración de la piel causada por excesiva humedad de los pies debido a una posible hiperhidrosis o ambiente húmedo.

Estos tipos de callos se presentan generalmente en medio de los dedos de los pies y también son llamados callos interdigitales suaves (también pueden haber callos interdigitales duros).

La forma de este tipo de callos es moldeada por la forma del hueso del dedo ya que es este el que generalmente causa la presión en medio de los dedos para que este aparezca. La principal causa de este tipo de callo es el calzado demasiado ajustado que aprieta los dedos unos con otros causando presión y fricción excesiva entre ellos, generalmente son tratados mediante rellenos que amortiguan la presión y productos químicos para ayudar a secar el tejido macerado

callos Vasculares

Estos pueden ser duros pero por desgracia estos tipos de callo crecen con vasos sanguíneos dentro de su estructura, generalmente de producen por una excesiva presión de pellizco producida por un calzado demasiado estrecho, lo que causa un especie de hernia en la dermis (capa subyacente de la piel que contiene las gandulas sudoríparas, nervios y vasos sanguíneos)

callos Neuro-vasculares

Son los mismos tipos de callos anteriores pero con la presencia añadida de tejido nervioso, por lo que son extremadamente dolorosos y sangran a ser cortados como en el caso de los callos Vasculares, este tipo de callo suele ser confundido con verrugas plantares, el tratamiento es el mismos que para los callos duros pero mucho más complicado por la presencia de vasos sanguíneos y nervios periféricos

Tipos de Calos en forma de granos

La diferencia básica de este tipo de callo es que no son causados por fricción o presión y se piensa que se producen debido a altos niveles de colesterol u otra anomalía intrínseca dentro de la planta del pie. Estos aparecen muy a menudo en áreas del pie que no soportan peso ni fricción alguna, afortunadamente, una vez que este tipo de callo ha sido tratado mediante su extirpación con bisturí, generalmente no vuelven a crecer o lo hacen pero son mucho más demorados que los otros tipos de callos mencionados anteriormente.

callos fibrosos

Estos tipos de callos son aquellos que han permanecido durante muchísimo tiempo y se han apegado a las capas más profundas de la piel causando dolor.

Lo más conveniente es buscar el asesoramiento y tratamiento de un profesional competente ya que a menudo los callos se confunden con verrugas plantares y viceversa, no se recomienda por ningún motivo la automedicación en personas con diabetes, deficiencia circulatoria o mayores de 60 años, no se recomienda el uso de apósitos con callicidas debido a sus efectos corrosivos, son peligrosos y en una persona anciana o diabética pueden resultar fatales.

Remedios y cuidados de los pies

Mas sobre hongos

Enfermedades y tratamientos relacionados