Ampollas

Actualizado: abril 3rd, 2019 at

Las ampollas en los pies son una condición causada por la fricción repetida entre los zapatos y una zona específica en la piel de los pies. 

Una vez que la ampolla aparece como resultado del roce repetido causado por prolongadas caminatas, zapatos demasiado apretados o inadecuados, reducirá considerablemente el rendimiento físico, además de causar dolor, incomodidad e incrementar el riesgo de infecciones micóticas como el pie de atleta.

Le puede interesar:

En este artículo, explicaremos sus causas, tratamiento y prevención.

Prevención

Comenzaremos por saber como prevenirlas, porque cuando se trata de ampollas en los pies, la prevención es el mejor remedio.

Dicho esto, vamos a tratar los factores que comúnmente causan ampollas, para saber de que manera los podemos evitar:

Calzado

Es el factor al que más debe poner atención. Asegúrese los zapatos le ajusten correctamente, ya que tanto el excesivo como deficiente ajuste, aumentan la fricción en los pies.

Duración

Unos zapatos corrientes de buena calidad deben durar 1200 km o 6 meses.

Con este dato, es posible saber de manera aproximada, en que momento cambiarlos antes de estar demasiado gastados, y pierdan las propiedades estructurales con las que fueron fabricados.

Humedad y temperatura

Cuide especialmente aquellos zapatos que utiliza normalmente para caminar.

No guarde donde haya cambios constantes de humedad y temperatura, porque si están fabricados en cuero, pueden dilatarse o contraerse.

Esto terminara causando desajustes en sus costuras haciendo que  estas sobresalgan, o que el tamaño del zapato tenga variaciones importantes que inevitablemente terminaran causando ampollas en los pies.

Vendas

Cuando vaya a correr, o en el caso en que las ampollas en los pies sean una condición que puede aparecer fácilmente, es buena buena idea reforzar los puntos calientes (zonas de mayor fricción), mediante la aplicación de una segunda piel.

Esto se puede hacer con cinta de óxido de zinc o un esparadrapo de buena calidad.

El esparadrapo y la cinta de zinc  contienen adhesivos especialmente diseñados para que se peguen firmemente a la piel. De esta manera la fricción resultante de una actividad prologada (maraton) o un ajuste anormal del calzado (zapatos nuevos) es absorbida por la cinta y no por la piel.

Como se debe colocar vendas de esparadrapo para prevenir ampollas en los pies

¿Qué se requiere?

Un rollo de esparadrapo o cinta de óxido de zinc blanca de 2 cm de ancho. Este ancho de cinta es suficiente en casos normales.

Si los pies deben ser sometidos a grandes esfuerzos, el ancho de la cinta puede cambiarse  a 4 cm o en su defecto, comprar el carrete más ancho y cortar la cinta de tal forma que proteja una buena extensión de piel y se adhiera más eficientemente, esto también ayuda a que resista mas la humedad y el sudor

Como colocar la venda de esparadrapo en el talón

Se puede colocar una banda ancha de esparadrapo, porque entre más área cubra, la cinta más fuertemente estará adherida.

También puede colocar varias tiras cubriendo los puntos de contacto en donde se puede generar la ampolla en el talón.

No traslape las cintas ya que esto puede causar protuberancias por donde se puede comenzar a desprender la cinta más rápidamente debido al roce con el zapato.

Como colocar la venda de esparadrapo en el empeine

En esta parte del pie se debe colocar una cinta ancha y que cubra la mayor superficie posible.

Como colocar la venda de esparadrapo en los dedos de los pies

Se debe colocar tiras individuales de cinta para cada uno de los dedos de los pies

Lo más conveniente es darle dos vueltas de cinta al dedo, ya que si se coloca lo justo para rodear el dedo del pie, la superficie de agarre no será suficiente para que esta permanezca en su lugar, sobre todo en los dedos pequeños.

La solapa de la cinta debe quedar en la parte de abajo del dedo

Lo mejor, en casos de maratones o marchas largas es forrar los cinco dedos si se sospecha la aparición de ampollas en los pies durante estas.

Recomendaciones finales

  • Cuando la cinta se comienza a arrugar cámbiela
  • No deje arrugas cuando coloque el esparadrapo, esto crea una superficie adicional de fricción.
  • Además, es un un punto de apoyo para que las medias o los zapatos la despeguen más fácilmente.
  • No duerma con la cinta puesta

Pies

Mantenga sus pies lo más secos que sea posible. Los zapatos y medias mojadas causan ampollas mucho más rápido, así que siempre que sea posible, cambie sus calcetines para mantener los pies secos y use talcos de buena calidad

Prevención de ampollas en corredores

Las ampollas en los pies son más comunes en corredores de larga distancia, y todos los cuidados anteriores son útiles para ellos.

Sin embargo, para los corredores de larga distancia o atletas que siguen disciplinas similares, les podría ser útil tener en cuenta los siguientes consejos adicionales:

Amansar las zapatillas nuevas

Amansar es lo mismo que domar. En el caso de las zapatillas,  esto significa que cuando son nuevas, es necesario ajustarlas a la horma del pie antes de salir a correr largas distancias.

Ajuste las zapatillas con carreras cortas y uso diario, hasta sentir que se ajustan adecuadamente a su pie. Esta reducirá en un 70% el riesgo de maltrato y ampollas en los pies.

Calcetines

Algunos corredores prefieren usar calcetines dobles, ya que en estos casos el calcetín exterior protege de la fricción contra el zapato.

En el mercado se pueden encontrar calcetines anti ampollas que aplican este mismo principio de capa doble.

Sin embargo, otros prefieren una sola capa de medias lo cual genera menos calor, lo importante es probar y mirar que es lo que funciona mejor.

Lubricación

Lubricar las áreas con vaselina, donde se sospecha que pueden aparecer ampollas, puede ser muy efectivo a corto plazo, porque  permite aliviar la fricción sobre la piel de los pies.

Además, es un elemento útil que todo corredor de larga distancia debe incluir dentro del su kit de primeros auxilios, porque también puede servir para aliviar temporalmente el dolor cuando la ampolla ya esta presente.

Sin embargo como remedio preventivo es el menos recomendado por su corta duracion.

Tratamiento

Las ampollas pequeñas se curan bien por si solas y no representan mayores incomodidades o dolor.

Sin embargo, las ampollas grandes o recurrentes, dificultan actividades como caminar o correr y producen dolor.

Las siguientes son algunas de las pautas que se deben seguir  para aliviar los síntomas y prevenir futuras complicaciones:

Que debo hacer a la primera señal de ampolla

Una de las primeras señales que indican la aparición potencial de ampollas en los pies, es el enrojecimiento de la zona que está sometida a una fricción anormal.

Dicha zona por lo general es  el empeine, la parte posterior del pie o talón y los dedos de los pies.

En algunos casos cuando las exigencias son mayores, pueden aparecer ampollas en la planta de los pies más exactamente en la bola del pie.

Este tipo de ampollas parecen cuando los pies se someten a marchas extremas con peso adicional, como en el caso de personas que siguen un entrenamiento militar avanzado.

En estos casos las recomendaciones son las siguientes:

  • Aplique una segunda piel con esparadrapo u óxido de zinc
  • Asegúrese detener calcetines secos de lo contrario cámbielos en la medida de o posible
  • En caso de emergencia, la vaselina puede ser muy eficaz para proporcionar un alivio instantáneo. Sin embargo, el no es una solución recomendable. Solo se debe realizar cuando no existe otra opción.

Que debo hacer cuando aparece la ampolla

Cuando las ampollas en los pies son relativamente grandes y causan cierto incomodidad, puede ser necesario evacuarlas.

Este procedimiento puede realizarse por sí mismo, sin embargo, es importante tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Esterilice una aguja normal de coser mediante la aplicación de calor y una vez hecho esto pinche la ampolla por un lado lo más cerca posible a su base, o borde.

Drene cuidadosamente todo el, líquido contenido en ella sin hacer demasiada presión.

Cuando termine de drenar la ampolla, no retirare la piel que la estaba formando, ya que esta se convierte en una protección natural.

En el caso de tener que seguir caminado, cubra el lugar de la ampolla con esparadrapo o cinta de zinc, esto ayudara a prevenir infecciones.

Si la bolsa de la ampolla se rompe y la piel de esta quede expuesta, deberá ser tratada como una herida normal.

Ampollas de sangre

Las ampollas de sangre no se deben drenar.

Las ampollas en los pies llenas de sangre o de color rojo se deben a hemorragias provocadas por el exceso de fricción o presión, que ha causado daños en los vasos sanguíneos del área de la piel donde apareció la ampolla.

Este tipo de ampolla, aparece mas frecuentemente debido a un exceso de presión, como un golpe fuerte o machucon, que por fricción.

Las ampollas de sangre deben ser tratadas como ampollas normales.

Sin embargo, en los casos en que ésta se rompa se debe tener mayor precaución , porque la herida que causo la hemorragia dentro de la ampolla, puede exponer capas más profundas de piel y facilitar una potencial infección.

Remedio extremo para las ampollas en los pies

Muchas personas exigen sus pies al máximo en deportes extremos o entrenamientos de tipo militar que implican largas marchas con exceso de peso a sus espaldas.

En estos casos, el tratamiento rápido y efectivo de una ampolla puede ser de vital importancia, ya que en determinadas circunstancias, una ampolla en el pie, tiene el potencial de incapacitar tanto física como psicológicamente.

El remedio para sanar rápidamente las ampollas (de un día para otro durante el descanso de la noche) consiste en pinchar la ampolla con una aguja, drenar y retirar cuidadosamente la piel.

Posteriormente, se debe aplicar cera de vela derretida sobre la piel expuesta, y taparla con esparadrapo. Después de unas horas se retira cuidadosamente el esparadrapo, se limpia la herida y se vuelve a colocar un nuevo parche de esparadrapo.

Esto, aunque un poco doloroso, cauterizaba eficientemente la herida de la ampolla y permite seguir con la competencia o entrenamiento.

Tenga en cuenta que la práctica de esta y otras recomendaciones y remedios descritos en este sitio, corren bajo su total responsabilidad y riesgo. De igual manera, Siempre consulte a su médico o profesional de la salud.

Lecturas recomendadas:

 

6 comentarios en “Ampollas”

  1. yo me reviento las ampollas ,me desinfecto con alchol de guagua y me luego coloco povidona yodada y se venda ,y asi uno pdra descansar de las molestias q causan las ampollas

  2. Ante todo muy bueno el post.

    De la lectura me surgieron algunas dudas sobre el uso de la cera.

    1) Cómo quitás la cera sin que se llevé algún trozo de piel y

    2) cuánto tiempo dejás la cera pegada a la piel. Desde ya muchas gracias por tu respuesta.

    Cordiales saludos.

  3. Tuve una ampolla dolorosa en el pie por fricción continua de bota de esquiar apretada. No pude continuar y tardé 9 días cuidándola y curándola con una pomada antibiótica (neomicina) y cubriéndola con una curita (bandida o tirita según el país). Al no cicatrizar o secarse la herida, acudí al médico y me recomendó pomada de óxido de zinc (tipo Capent o crema lazar para rozaduras de bebés ) y dejar al descubierto la herida para secarla, salvo fuera de casa, utilizando un cuadrito de venda esterilizada para protegerla delpolvo. En 24 horas vi los resultados positivos, secándose la herida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies