Callos en los pies

Actualizado: abril 3rd, 2019 at

Callos en los pies: Descripción médica, lugares donde más aparecen, síntomas, factores de riego, causas, complicaciones, tratamiento y prevención.

Le puede interesar:

Descripción médica de los callos en los pies

Los callos o callosidades en los pies, son engrosamientos de la piel, molestos y en ocasiones dolorosos debido al aumento de presión en el área donde aparecen.

El término médico para los callos en los pies es hiperqueratosis y frecuentemente también son denominados como helomas plantares.

Sin embargo, esta denominación depende básicamente de las características y el efecto del engrosamiento de la piel en la planta del pie, que generalmente, tiene una apariencia seca, cerosa o traslucida.

La diferencia básica entre callos y callosidades en los pies, es que en el primer caso el engrosamiento de la piel ocurre en un área localizada y tiende a tener forma cónica.

En el segundo caso, el engrosamiento de la piel se presenta de forma difusa y siendo que esta es la única diferencia entre estas denominaciones, vamos a seguir refiriéndonos en el presente articulo como callos en los pies.

Ademas, sus causas y tratamiento son comunes para cada denominación.

En que lugares de los pies aparecen?

Incluso cuando son pequeños, los callos en los pies suelen causar dolor al caminar debido a su ubicación. Las partes más frecuentes donde suelen aparecer incluyen:

Planta del pie: Sobre el arco metatarsiano o (bola del pie)

Quinto dedo del pie: En la parte donde se produce rose con el zapato.

Entre el cuarto y quinto dedo del pie: A diferencia de otros callos que son firmes y de color piel, los callos entre los dedos de los pies tienen una apariencia blanquecina y amorfa, estos son también denominados “callos blandos” o helomas molles.

Lea este articulo si desea saber mas sobre los diferentes tipos de callos

Síntomas

Los principales síntomas de los callos en los pies incluyen:

  • Aparición de una superficie de piel más dura de lo normal en cualquier parte del pie..
  • Bultos blandos de piel entre los dedos de los pies
  • Dolor al caminar, ponerse los zapatos o dificultad para realizar actividades por dolores puntuales en alguna área del pie.

Importante

Si usted sufre de diabetes o alguna condición circulatoria, es de suma importancia revisar sus pies de manera regular.

Esto le permite detectar cualquier síntoma que indique el posible desarrollo callos en los pies y evitar complicaciones mediante su tratamiento temprano.

Otras condiciones pueden causar síntomas similares a los callos en los pies. Por esta razón, en el caso de diabetes, si o si se debe consultar con un medico o podologo, para descartar otras afecciones del pie, relacionadas con la diabetes.

Causas

Los callos en los pies son un engrosamiento anormal de un área específica de la piel del pie.

Dicho engrosamiento es un mecanismo  natural de defensa, que tiene como finalidad, fortalecer la piel en las áreas donde es sometida a roces, presión excesiva y / o repetitiva.

Las causas más frecuentes para el desarrollo de de los callos, incluyen:

  • Anatomía anormal de los dedos y las estructuras óseas de los pies (dedo martillo, juanetes,).
  • Utilización de calzado demasiado ajustado o que ejerce demasiada fricción en puntos específicos del pie.
  • Anomalías biomecánicas que producen alteraciones en la marcha, causando aumento excesivo de presión en un área específica del pie

Factores de riesgo

Cualquier condición o actividad que pueda traducirse en aumento de fricción y presión pude conducir al desarrollo de callos en los pies.

Dicho esto, se podría concluir que los callos pueden afectar a cualquier persona, sin embargo, existen factores de riesgo específicos que valen la pena mencionar.

Los factores que incrementan el riesgo de callos en los pies incluyen:

  • Alteraciones de la anatomía del pie
  • Marcha anormal
  • Juanetes
  • Calzado inapropiado para actividades de sobreesfuerzo en los pies
  • Utilización de herramientas u objetos que ejerzan demasiada presión o roce en áreas específicas del pie, por ejemplo montar en bici, patinaje etc.

Diagnostico Medico

El medico realiza el diagnostico mediante observación de los cambios característicos de la piel y no requiere pruebas adicionales para realizarlo.

Cuando los callos se convierten en un problema incapacitante para el paciente, debido a excesivo dolor o incomodidad, el médico puede remitirle a un podólogo o dermatólogo.

El especialista, evaluará el tipo de calzado que está usando, la anatomía de sus pies y la biomecánica de marcha.

No en pocos casos, los callos  suelen ser confundidos con verrugas plantares, que tienen un aspecto similar y son dolorosas.

Lea este articulo si desea saber mas sobre Verrugas plantares.

Tratamiento

El tratamiento, generalmente se enfoca en la causa subyacente. Esto no solo trata la condición en si, tambien evita que los callos en los pies vuelvan a aparecer.

Auto-tratamiento

Se entiende como auto-tratamiento, todas aquellas acciones encaminadas a solucionar y prevenir las causas que provocan la aparición de los callos de los pies.

La manera mas efectiva de realizar el auto-tratamiento, es como se describe a continuación:

Use una piedra pómez o mejor aún, adquiera herramientas especializados para este fin que le ayudara a aliviar los síntomas y mantener una agradable apariencia en los pies.

Esto lo puede hacer después de haber remojado sus pies durante unos veinte minutos,.

El remojo previo es la parte mas importante del proceso. Puede usar un recipiente normal, pero los ideal es una máquina de hidromasaje para pies que tiene incorporadas múltiples funciones de masaje y abrasión.

Estas funciones no solo reducirán los síntomas en corto tiempo, también le ayudaran a mantener su pies saludables, y con una excelente apariencia.

Si tiene callos suaves en medio de los dedos, adquiera separadores de dedos en materiales de silicona o lana. Estos aliviaran la presión sobre el área, reduciendo considerablemente los síntomas.

Si los callos en los pies tienen apariencia extraña o síntomas diferentes a los ya conocidos, consulte de inmediato con su médico o un podólogo certificado.

Calzado

La principal causa del desarrollo y reaparición de los callos en los pies, es el uso de zapatos demasiado ajustados, que no calzan adecuadamente o que están fabricados en materiales demasiado duros.

Estas son algunas recomendaciones a cerca de las características que debe tener un buen calzado:

  • El zapato debe ser aproximadamente 1 centímetro más largo que la longitud total de su pie.
  • El interior debe ser suave, recubierto por tela o espuma.
  • Tacón bajo (menos de 4 centímetros).
  • En los casos en que los callos en los pies aparecen por anomalías anatómicas, es recomendable el uso de zapatos especiales y a la medida con el fin de aliviar el roce y la presión.

La corrección del calzado reducirá cualquier roce o fricción en la piel. En muchos casos la callosidad puede desaparecer si estos dos factores se tratan adecuadamente.

Tratamiento no quirúrgico

Elementos protectores

Los elementos protectores deben estar enfocados en el alivio del roce y la presión. Los siguientes son los mas indicados:

Dependiendo del tipo de callo, las almohadillas de amortiguación o plantillas plantares, ofrecen múltiples beneficios en el alivio de los síntomas.

Por ejemplo, en el caso de un callo en la bola del pie, la incorporación de una plantilla suave puede ser de gran ayuda en al alivio de la presión que con el tiempo hará desaparecer el callo.

Cuando el callo ocurre en medio de los dedos de los pies, una manga protectora alrededor del dedo y una férula para dedos, puede evitar el roce y la presión al separar los dedos de los pies.

Cuando se tienen anomalías en el pie o dedos de los pies, serán necesarios zapatos especiales para evitar el roce y la presión. Un podólogo puede aconsejarle sobre la mejor opción en su caso particular.

Tratamiento no quirúrgico para casos severos de callos en los pies

Eliminación de los callos en los pies por el podólogo

Un podólogo certificado puede eliminar los callos de los pies con un bisturí.

Este procedimiento es indoloro y alivia eficazmente los síntomas de dolor e incomodidad.

Después de retirar el callo, se aconseja aplicar abrasión mecánica sobre el área tratada, con el fin de evitar el crecimiento de una nueva callosidad.

Rellenos artificiales inyectables

En ocasiones, no es posible realizar un tratamiento convencional y la incomodidad y el dolor llegan a un punto incapacitante.

En estos casos, se utiliza un procedimiento que consiste en aplicar un rellenos de silicona justo por debajo del callo.

Sin embargo este procedimiento no está disponible en algunos países y además es una solución temporal para el alivio de los síntomas.

La duración de este tratamiento oscila entre 1 a 2 años como máximo, y es posible que se requieran inyecciones adicionales para mantener el efecto.

Tratamiento medico

Los callos en los pies pueden ser tratados con varios medicamentos de venta libre, que recortan químicamente el exceso de piel producto de su engrosamiento.

Todos estos productos tienen composiciones variables pero el ingrediente activo (ácido salicílico) es el mismo para todos.

El ácido salicílico es un queratolítico. Esto significa que la acción de este compuesto es disolver la proteína (queratina) que compone la capa de piel gruesa que conforma el callo.

Estos medicamentos son muy eficaces cuando se usan adecuadamente y son suaves y seguros para la mayoría de las personas y se encuentran en varias presentaciones que incluyen aplicadores, gotas,y almohadillas.

Todos estos medicamentos trabajan eficazmente cuando son aplicados en la capa superior de los callos, lo que permite rebajar mecánicamente el tejido muerto de una manera más fácil y segura. Esto resta volumen al callo y minimiza el dolor y la incomodidad.

No es recomendable utilizar el ácido salicílico cuando la persona sufre de diabetes, mala circulación o tiene una piel delicada, porque se pueden presentar problemas durante la cura de la piel tratada.

Importante

La aplicación de ácido salicílico en estas circunstancias puede conducir a la formación de ulceras, en estos casos es mejor utilizar cualquier otro método de tratamiento antes de exponerse a una complicación.

Advertencia

No corte los callos con bisturí o cuchillas. Esto puede causar una infección potencialmente peligrosa en los tejidos circundantes.

Siempre utilice métodos mecánicos de abrasión o corte con aparatos seguros y especializados para este fin.

Cirugía

Una anatomía anormal de los pies es una fuente de callos en los pies.

Si ese es el caso, si todos los tratamientos normales fallan, y puede ser necesaria una intervención quirúrgica para solucionar la anomalía.

La anomalia del pie generalmente consiste en la deformación de un dedo del pie, o hueso que sobresale y provoca presión y roce excesivo.

En cualquiera de estas circunstancias, el paciente sera remitido a un cirujano quien evaluara la viabilidad de la intervención.

Lea este articulo si desea saber mas sobre la cirugia para callos

Complicaciones

Cuando los callos de los pies no son tratados, estos pueden abrirse camino hacia el interior de la piel rompiéndola y causando dolor.

Esta condición normalmente se denomina «clavo», se presenta frecuentemente en la bola del pie, y es tratada con cirugía.

A veces, el área donde se encuentra el callo puede sangrar a la vez que se nota un color rojizo alrededor de este.

El clavo puede ser particularmente problemático cuando se sufre de pie diabetico, un sistema inmunológico debilitado, o cuando la la afección se desatolla en adultos mayores, ya que es muy probable que la lesión interna producida por el clavo, no se cure apropiadamente.

¿Cuándo se debo buscar tratamiento profesional?

La visita al médico o podólogo puede ser necesaria en los casos en que el callo debe recortarse, no responden al tratamiento con ácido salicílico o cuando los callos en los pies generan síntomas incapacitantes.

El podólogo también puede prescribir y/o ajustar los dispositivos ortopédicos necesarios para la distribución adecuada del peso del cuerpo en el área de los pies y aliviar los desequilibrios de presión causantes de los callos.

Las personas con piel delicada o mala circulación en los pies debe consultar al médico tan pronto como los callos se desarrollan.

De igual forma, se debe buscar atención médica inmediata cuando los callos en los pies muestren signos de infección, como aumento del dolor, presencia de pus o líquido claro, hinchazón, o enrojecimiento. Es muy probable que en este caso usted requiera tratamiento antibiótico.

Si usted es mayor de 65 años debe consultar de inmediato con su médico si observa que su piel se erosiona, pierde sensibilidad en el área del callo o presenta moretones en los pies.

En la mayoría de casos la extirpación quirúrgica de los callos en los pies no es necesaria.

Sin embargo, cuando es necesario algún tipo de procedimiento quirúrgico, se deben tener en cuenta las causas subyacentes de presión y roce que generaron la condición de los contrario, los callos en los pies volveran a aparecer.

Algunas veces puede ser necesaria la devastación del hueso para corregir una deformación, que esté causando presión anormal en un área especifica del pie.

¿Cómo prevenir efectivamente los callos en los pies?

En la mayoría de los casos estos se pueden prevenir mediante la eliminación de los factores que conducen al aumento de la presión en puntos específicos de los pies.

Las medidas de prevención más adecuadas son las siguientes:

Zapatos con adecuado ajuste, ni muy apretados ni muy flojos para evitar la aparición de callo en el quinto dedo del pie y entre el cuarto y quinto dedo

Amortiguar el área potencialmente afectada con rellenos en el calzado. Existe una gran variedad de estos elementos en el mercado

Utilización de cojines separadores de dedos, en forma de almohadillas y en materiales de espuma y plantillas o almohadillas de espuma con agujeros que ayuden eficazmente a la distribución adecuada del peso sobre los pies, sin que toquen el área del callo.

Plantillas acolchadas para aliviar la presión mecánica.

Bajar de peso, esto puede ayudar a reducir la presión sobre sus pies

Pronostico

Los callos en los pies no son una enfermedad grave y pueden ser tratados con remedios caseros o medicamentos de venta libre y es raro ver casos que requieran cirugía.

Sin embargo, y aun en los casos en que los callos en los pies son extirpados quirúrgicamente, pueden volver a aparecer si la fricción y presión sobre el área persiste.

 

1 comentario en “Callos en los pies”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies