Dolor de pies

Actualizado: abril 3rd, 2019 at

Dolor de Pies es una reacción natural del cuerpo generada por cambios anormales relacionados al movimiento y las funciones del pie.

Le puede interesar:

El pie es una estructura compleja de 24 huesos que forman dos arcos.

El primero se denomina arco longitudinal que es el que determina la longitud del pie y el segundo es el arco transversal que determina su ancho.

La articulación del tobillo está formada por la interacción de los huesos de la pierna y el pie.

Los huesos del pie se mantienen fundamentalmente unidos y ajustados entre sí por una serie de tejidos fibrosos llamados ligamentos.

Adicionalmente los músculos en combinación con un tejido fibroso muy fuerte, llamado fascia plantar, proporcionan el apoyo secundario a la estructura del pie.

Los músculos del pie se pueden clasificar en internos y externos.

Los primeros se originan e insertan en las partes internas del pie y los segundos, tienen su origen en la pierna y se insertan en las partes exteriores del pie.

De la misma forma, el pie contiene depósitos de grasa que ayudan a soportar el peso corporal y la absorción de impactos

Debido a que los pies son la base fundamental del movimiento en las extremidades inferiores, el dolor en los pies puede indicar que algo anda mal en su interacción con las extremidades inferiores.

El dolor de pies también suele ser un signo de una alteración en la forma en que estos interactúan con las fuerzas externas generadas al caminar.

Esto determina la importancia de saber cómo y cuándo se produce el dolor de pies para identificar de forma acertada las causas del dolor.

Causas frecuentes del dolor de pies

El dolor de pies puede aparecer a causa de diferentes lesiones o condiciones de tipo biomecánico.

Los traumatismos, enfermedades o la combinación de estas acompañadas de posibles problemas agudos son generalmente las causas más comunes del dolor.

Esto se observa con mayor frecuencia en entornos de trabajo donde se requiere actividad física, o cuando se producen traumas generados por actividades deportivas.

El dolor de pies también se origina como resultado de sobreesfuerzos corporales, que afecten directa o indirectamente a los pies.

Por ejemplo, el forzamiento del cuerpo a permanecer en una sola posición en la que, esta única combinación de fuerzas puede tener como resultado daños en las estructuras de los pies.

En este sentido, las causas más frecuentes del dolor de pies incluyen:

Alineación del cuerpo

La alineación del cuerpo causa dolor de pies debido a:

Deficientes alineaciones biomecánicas del cuerpo

El uso de calzado demasiado ajustado o con tacones demasiado altos pueden causar dolor en la punta de los pies y el sistema óseo de esta zona.

Zapatos atados con demasiada que pueden causar dolor de pies y hematomas en su parte superior.

Lesiones por estiramiento

El dolor de pies puede generarse por estiramiento excesivo de la fascia, en los siguientes casos:

Sobrecarga como resultado de un mal movimiento o a lesiones causadas por pisar un objeto cortante.

Sobreesfuerzos que pueden causar tendinitis en el talón de Aquiles siendo esta un de las lesiones más comunes en estos casos.

Lesiones de ligamentos, distensiones musculares y fracturas o la combinación de estos como resultado de una única lesión.

Esguinces o lesiones de ligamentos por estiramiento, siendo los más comunes aquellos que prestan en los ligamentos que sujetan la pierna con el tobillo.

Esguinces de tobillo que se producen cuando los ligamentos que sujetan los huesos de esta articulación se sobrecargan, y las fibras son sometidas a esfuerzos de extensión o compresión demasiado altos.

La laxitud de los ligamentos

Lesiones por golpes

Las lesiones de los huesos y articulaciones pueden ser causadas por un golpe fuerte, un mal giro de los pies, o por traumas repetitivos que pueden resultar en fracturas o esguinces.

Las lesiones causadas debido a golpes con objetos contundentes nos solo pueden causar hematomas o moretones si no también pueden dañar los músculos y ligamentos del pie.

Traumas en las uñas del pie

Los traumas como golpes y machucones pueden causar acumulamiento de sangre de bajo de la uña o la pérdida permanente o definitiva de esta.

Lesiones en la piel

Las lesiones en la piel ya sean superficiales en su estructura interna, son frecuentemente causadas por traumas repetitivos.

Estos micro traumas pueden ser generados por correr en superficies irregulares, demasiado duras o demasiado blandas.

Las lesiones también pueden generarse por la utilización de calzado de mala calidad y de bajas propiedades amortiguadoras para la absorción de impactos, o simplemente que no calzan correctamente.

Calzado

El calzado es un factor muy importante cuando se trata de identificar las causas del dolor de pies.

Los zapatos inadecuados pueden causar ampollas, moretones, pie de atleta y deformaciones estructurales del pie entre otras cosas.

El efecto a largo plazo del uso de zapatos inadecuados puede causar juanetes, callos, irritación de nervios y articulaciones, fallas en la alineación de los dedos de los pies y origen de lesiones y micro traumatismos.

Sobrecarga Repetida

Las sobrecargas y esfuerzo repetitivos en los pies pueden causar fracturas por estrés, tendinitis plantar, y artrosis.

Las fracturas por estrés se presentan más comúnmente en los huesos metatarsianos o huesos largos de los dedos del pie.

Patologías y lesiones relacionadas al dolor de pies

Lesiones musculo esqueléticas

El dolor puntual en un área específica de los pies o el aumento de sensibilidad son indicadores de que algo anda mal con relación a esta área específica del pie.

La aparición del dolor de pies ya sea de manera espontánea o que se presenta gradualmente a través del tiempo, es un factor importante a la hora de diagnosticar correctamente el problema.

Lesiones en el sistema óseo de los pies

Debido a que los huesos de los pies están unidos con ligamentos, cuando estos se sobrecargan pueden tener pequeños desgarros, magulladuras y distensiones que causan dolor en el área afectada.

Las lesiones en los huesos del pie también pueden ser causadas por giros golpes o traumas repetitivos que pueden resultar en fracturas dislocaciones o esguinces.

Cuando el dolor de pies es causado por fracturas, este suele ser muy localizado y el área comprometida se torna increíblemente sensible.

En algunos casos, se puede notar el abultamiento generado por la disposición anormal del hueso lo que puede ser también un signo de dislocación.

Espolón

Los traumas constantes en los pies pueden generar esta condición.

El espolón es un crecimiento adicional y anormal del hueso del talón, que también se denomina exostosis.

Lesiones en el sistema muscular de los pies

Los músculos y tendones son componentes de nuestro sistema locomotor que se mueven alrededor de las articulaciones.

En ocasiones, estos son tensionados más allá de su límite, causando desgarros musculares.

Los músculos y tendones de los pies y en especial la fascia plantar, son propensos a tensiones excesivas debido a movimientos inadecuados.

Esto causa la sobreexplotación del musculo con su consecuente sobrecarga en todo el sistema muscular, moretones e incluso laceraciones musculares interiores.

Los síntomas más frecuentes lesiones en el sistema muscular de los pies incluyen:

  • Debilidad en la contracción de una articulación del pie
  • Dificultad en la estabilización del cuerpo debido al dolor de pies
  • Inflamación
  • Pérdida o disminución de las funciones del musculo comprometido
  • Decoloración de la piel sobre y alrededor de la lesión

Fascitis plantar

Los síntomas de la fascitis plantar incluyen hipersensibilidad de la fascia que por lo general se siente en la parte inferior del pie entre el talón y la base de los dedos del pie.

Este dolor puede aumentar o disminuir en sincronización con el estiramiento del arco plantar.

En los casos leves de fascitis plantar, el dolor puede disminuir en la proporción en que los músculos plantares del pie se calientan debido a la actividad de marcha, pero puede aumentar a medida que la marcha se incrementa.

En casos más graves, el dolor de pies puede aumentar cuando realizan esfuerzos moderados o fuertes que involucren el arco plantar.

Las personas que sufren de fascitis plantar sentirán un dolor de pies muy agudo en la mañana, pero una vez que la fascia plantar se calienta disminuirá.

Sin embargo, empeorará en la tarde o en la noche si la persona sigue caminando durante el día.

Esto significa que el dolor de pies durante la noche puede ser un signo relevante de fascitis plantar.

Pie plano

La fascia plantar es una estructura flexible y fibrosa muy resistente que se extiende a lo largo del pie por su parte inferior.

Es la encargada de prestar apoyo al arco del pie, que se encarga a su vez de absorber y distribuir de manera eficiente la fuerza generada por el peso del cuerpo cuando estamos de pie.

Los daños en la fascia traen como consecuencia una respuesta inflamatoria, que a la vez genera dolor en al arco.

A esta condición se le denomina comúnmente pie plano y es una de las condiciones más comunes que generan dolor de pies debido a la tensión anormal en el arco del pie.

Neuroma de Morton

Esta condición es causada por el adelgazamiento del tejido ubicado alrededor de un nervio interdigital que se ubica entre el tercer y cuarto dedo del pie.

Esta condición puede producir adormecimiento y dolor de pies y se agrava con el uso de zapatos de ajuste deficiente.

Metatarsalgia

La Metatarsalgia, es la irritación de las articulaciones de la bola del pie.

El síntoma de esta condición es un dolor localizado en su parte anterior y se puede identificar debido a la magulladura de los tejidos en esta parte del pie.

Dedo de césped

Esta lesión ocurre frecuentemente en deportistas en la que el tendón ubicado en la base del dedo gordo del pie es sometido a un estiramiento excesivo,

Esto causa hipersensibilidad en la bola del pie y limitación en los movimientos del dedo.

Condiciones dermatológicas de los pies

El ardor en la superficie de los pies, puede ser la primera señal de ampollas.

La comezón y ardor entre los de los pies es un síntoma de una posible infección micótica u hongos en los pies.

El ardor y enrojecimiento de la piel del dedo alrededor de una uña del pie, generalmente la del dedo gordo, puede ser indicador de una uña encarnada.

Callosidades

Una de las cusas más comunes del dolor de pies, es el engrosamiento anormal de la piel en partes específicas de los pies que se conoce comúnmente como callos, callosidades y juanetes.

Estas condiciones son causadas generalmente por el uso de zapatos inadecuados.

Infecciones y lesiones de tejidos blandos

Las enfermedades infecciosas de los pies también son una causa muy frecuente de dolor de pies.

Desafortunadamente, los pies son muy propensos a contraer enfermedades de tipo viral, micótico y bacteriano.

Además existen otras posibles condiciones a las que estas enfermedades pueden ser subyacentes como son la diabetes, enfermedad de Hansen, la artritis y la gota que son más comunes de los que quisiéramos.

La verrugas plantares son una enfermedad de tipo viral que pueden causar irritación y dolor de pies.

El pie de atleta que es una enfermedad micóticas que también pueden causar estos mismos síntomas.

La uña encarnada que se presenta cuando los bordes de la uña se insertan en la piel del dedo produciendo dolor y que en algunas ocasiones, trae complicaciones por la aparición de infecciones bacterianas.

En qué casos el dolor de pies requiere tratamiento medico

Indicadores de funcionalidad

La atención médica es necesaria en los casos en que el dolor de pies interfiere en las actividades de su vida diaria o cuando no se pueden realizar actividades con los pies sin la presencia de dolor.

Esto limita las funciones de marcha y desempeño en caso de practicar alguna actividad deportiva o cambios en la forma de caminar debido al dolor.

Indicadores anatómicos

En los casos en que se note una deformación que cause dolor de pies.

Por ejemplo, una inflamación significativa, cambio relativamente prolongado en la coloración de la piel del pie, áreas específicas del pie con altas temperaturas (áreas calientes), cambio de color en las uñas, o sensibilidad extrema al tacto en algunas parte del pie.

Como se diagnostica el dolor de pies

La evaluación y el diagnóstico es esencial para la planificación de un tratamiento adecuado en el dolor de pies.

Por regla general, lo primero que se hace es una evaluación comparativa entre el lado bueno y el lado malo.

En algunos casos la lesión en los pies que está causando dolor suele presentarse en formas de masas fácilmente identificables con sensación crujiente causada por la inflamación en el punto de la lesión.

De la misma forma, el nivel de dolor en una escala de agudo a sordo es por lo general un indicador muy útil, para determinar la gravedad de la lesión.

Evaluación del dolor en los pies

  • Durante la actividad
  • Antes y después de la actividad de tal forma que no afecta el rendimiento normal
  • Antes durante y después de la actividad deportiva
  • La gravedad el dolor afecta considerablemente el rendimiento o lo anula por completo

En la cita medica

Cuando se acude a la cita médica, el galeno efectuara varias preguntas con el fin de determinar la causa raíz del problema.

Así que, en este caso puede ser útil tener información acerca del tiempo que lleva la molestia, y lo que hace que mejore o empeore el dolor de pies.

En algunos casos el médico puede optar por llevar a cabo un examen físico completo con el fin de descartar la presciencia de otras lesiones, que puedan estar causando indirectamente el dolor de pies.

El examen para el diagnóstico del dolor de pies puede incluir:

Un examen físico y visual estando en posición de reposo, con peso y sin peso

Se palparán y manipularán los arcos de los pies con el fin de determinar deformidades evidentes, puntos sensibles, o diferencias en los huesos de los pies y estructura del arco plantar.

Se avalúan las funciones musculares del pie, para lo cual se realizan pruebas de movimiento del tobillo con resistencia.

También es posible que el medico haga poner de pie al paciente para que camine o incluso para que corra, con el fin de evaluar detalladamente los pies desde el punto de vista funcional.

En los casos de pacientes con pie diabético el medico puede efectuar pruebas para determinar la sensibilidad de los pies.

Examen mediante rayos X para descartar lesiones Óseas o del arco plantar.

Tratamiento para el dolor de pies

Los tratamientos óptimos para el dolor de pies, se dirigen primordialmente a la causa específica del dolor.

Cuidados caseros

En los casos en que se comienza a sentir dolor de pies o notar molestias en alguna zona específica, es conveniente utilizar compresas frías, elevar los pies y tomar medicamentos de venta libre para su alivio.

El reposo es fundamental ya que esto le da oportunidad a los tejidos lesionados para que sanen adecuadamente y se liberan de las tensiones que pueden estar causando el dolor de pies.

El uso de muletas puede ser también necesario en los casos en que el dolor de pies afecta el rendimiento considerablemente o en los casos en que el peso del cuerpo intensifica el dolor.

Para las lesiones de tobillo resulta conveniente el uso de soportes especiales que se pueden adquirir fácilmente en el mercado.

Esto les proporciona a sus pies, confort, descanso y un soporte adecuado en la zona afectada.

El hielo se puede aplicar durante un periodo máximo de 20 minutos.

Es conveniente envolverlo en una bolsa plástica o toalla delgada.

Las bolsas de hielo que se consiguen en el mercado son poco recomendables porque suelen ser demasiado frías, y en el caso de mucha incomodidad o sensación de congelamiento, se debe suspender de inmediato la aplicación de hielo.

La elevación de los pies y el uso de medias de presión ayudará a reducir la inflamación.

Sin embrago, estas no se debe usar en los casos de pie diabético, porque pueden restringir peligrosamente la circulación.

Existen dos tipos de medicamentos de venta libre que pueden ser eficaces en la reducción de la hinchazón y el dolor de pies.

El acetaminofén ayuda a reducir el dolor mientras que un antiinflamatorio no esteroideo como la aspirina o el ibuprofeno pueden ayudar a reducir el dolor, pero adicionalmente también reducen la respuesta inflamatoria.

Se debe tener especial precaución en no exceder las dosis recomendadas en las etiquetas de los medicamentos.

Uno de los remedios caseros más populares en los casos de fascitis plantar, consiste masajear la planta de los pies con una pelota de golf en el suelo.

Cuando el dolor de pies es causado por la aparición de ampollas, estas deben ser atendidas de forma inmediata mediante la aplicación de rellenos o reductores de fricción.

Cuando las ampollas son demasiado extensas, estas se pueden pinchar, pero dejando la piel porque actúa como una protección natural.

Ahora, si la piel de la ampolla se llega a romper esta debe retirarse y la ampolla debe ser tratada como si se tratara de una herida abierta.

Se debe cubrir y rellenar antes de regresar a las actividades normales.

En casos sencillos, una simple curita puede solucionar el problema, pero en los casos en que estas son mayores puede ser necesario la utilización de espumas en forma de rosquillas para proteger el área de la fricción.

También se pueden utilizar compresas de gel, o almohadillas especiales para ampollas, que suelen ser las más apropiadas en estos casos.

La aplicación de vaselina en los pies es un remedio casero muy popular para la prevención de ampollas, porque reduce significativamente la fricción.

Sin embargo, no es muy eficiente en atletas de alto rendimiento porque desaparece con facilidad.

Tratamiento médico para el dolor de pies

Una vez que se determina la gravedad, el tipo de lesión o patología que causa el dolor de pies, el medico planeara el curso de tratamiento más adecuado a seguir.

Dentro de las actividades más comunes utilizadas por los profesionales de la salud tenemos:

La utilización de dispositivos médicos, como ultrasonido, estimulación muscular eléctrica, terapias laser o terapias manuales.

Estas ultimas, con el fin de reducir el dolor y aumentar el flujo sanguíneo a la zona afectada.

En los concerniente a las actividades el medico puede recomendar o prescribir los siguiente:

Indicaciones para la modificación en los niveles de actividad

Sustitución de las actividades que empeoran el dolor de pies y la inflamación por otras de bajo impacto.

En los casos en que la persona corre, los pies reciben cargas de alto impacto, por lo que es conveniente sustituir esta actividad por otras como el uso de la bicicleta elíptica, maquinas step, o natación, que son actividades de bajo impacto y sirven para mantener o mejorar su estado físico.

Medias profilácticas correctivas

Sustitución del calzado en los casos en que este se haya determinado como causa del dolor de pies.

Utilización de calzado apropiado incluyendo accesorios como cordones y combinaciones con calcetines apropiados para la reducción de la fricción.

Añadir soportes adicionales a los zapatos, como almohadillas para los talones, soportes de arco o cuñas que pueden ayudar a mantener el pie una posición adecuada.

Los zapatos deportivos suelen perder sus propiedades estructurales y de soporte debido al uso y es conveniente pensar en cambiarlos cada seis meses o menos.

El uso de plantillas de soporte plantar para la absorción de impacto, en combinación con una buena marca de zapatos pueden ayudar significativamente en la prevención del dolor de pies.

La utilización de plantillas correctivas de venta libre, también puede ser de gran ayuda en el mejoramiento de la biomecánica de los pies y las extremidades inferiores.

Fortalecimiento muscular y aumento de la flexibilidad como coadyuvante en el tratamiento para el dolor de pies

El médico o fisioterapeuta puede prescribir ejercicios especiales para el aumento de la fuerza y estabilidad de la zona afectada y corregir los sistemas musculares que puedan estar causando desequilibrios y dolor de pies.

Los ejercicios para el aumento de la flexibilidad pueden aumentar la longitud y movilidad del musculo involucrado en la lesión que causa el dolor de pies.

De la misma forma, la flexibilidad ayuda al fortalecimiento de los músculos haciéndolos menos propensos a lesiones.

Medicamentos de recta adecuados para el control de la inflamación o síntomas de la condición causantes del dolor en los pies

En algunos casos el medico puede prescribir cirugía

Evaluación Biomecánica

Por lo general, y debido a las posibles lesiones, el cuerpo ajusta su biomecánica efectuando cambios en el movimiento que pueden empeorar la condición original o crear una nueva.

En estos casos, el fisioterapeuta tiene la formación necesaria para evaluar y hacer las correcciones necesarias mediante terapias o la prescripción de elementos ortopédicos.

Cuando estos cambios biomecánicos no son corregidos a tiempo y han estado presentes durante un largo tiempo, pueden conducir a cambios mecánicos secundarios que suelen ser dolorosos y difíciles de corregir.

Esto puede llevar a un mal pronóstico y posiblemente una recuperación más lenta o incompleta.

Algunas técnicas alternativas como al taichi y correr descalzo con zapatillas minimalistas, pueden ser útiles en la corrección de problemas biomecánicos.

Los tratamientos de problemas biomecánicos pueden requerir un seguimiento mediante análisis radiográficos.

El retorno gradual a las actividades normales se lleva a cabo, una vez que el dolor de pies desaparece y la fuerza muscular y flexibilidad de los músculos de los pies han sido restaurados.

Cómo se puede prevenir el dolor de pies?

Con el propósito de evitar lesiones en los pies, se deben abordar los siguientes temas antes de empezar con una actividad deportiva o ejercicios de rutina.

Salud general

Un examen médico general le ayudará a evaluar entre otras cosas la posibilidad de tener problemas médicos relacionados a la salud de sus pies.

Antes de comenzar cualquier actividad es necesario tratar enfermedades relacionadas con la aparición de posibles lesiones y dolor de pies como son la gota, la diabetes y las neuropatías.

Los médicos con formación en medicina deportiva o formación en técnicas ortopédicas, también pueden ser de gran ayuda en la elección de la actividad deportiva más adecuada para usted.

Una vez que sepa que actividad es la que va a llevar a cabo, es fundamental que inicie una preparación adecuada antes de comenzar. Esto le ayudara a minimizar el dolor de pies inicial.

La utilización de técnicas apropiadas en la realización de la actividad le permitirá realizar correctamente y son seguridad los movimientos relacionados a esta y evitar lesiones.

Un buen entrenador puede ayudarle a desarrollar la biomecánica adecuada en sus movimientos, minimizar el efecto negativo de malos movimientos y prevenir el dolor de pies.

La utilización de zapatos y medias adecuadas también son un elemento importantísimo para prevenir el dolor de pies.

Las condiciones como callos, juanetes, fracturas por estrés, Metatarsalgia, neuroma de Morton, dedos de martillo, y fascitis plantar pueden ser causadas por la utilización de calzado inadecuado.

Un buen seguimiento en la higiene de sus pies puede prevenir hongos, uñas encarnadas u otras condiciones de tipo infeccioso, que en su gran mayoría son causantes de dolor de pies y condiciones más graves.

La importancia de efectuar un plan de retorno gradual, una vez que el tratamiento para el dolor de pies haya sido efectivo es definitiva para que los músculos y tendones de los pies vuelvan a su estado original de fuerza y flexibilidad.

Este principio también es aplicable al enfoque preventivo.

El, dolor de pies puede ser causado por llevar a cabo una actividad demasiado rápido sin la debida preparación y en los casos en que, por alguna circunstancia, el dolor de pies sea ignorado, podría conducir a otros problemas más serios y de más lenta recuperación.

El dolor de pies suele ser también muy común en aquellos deportistas de fin de semana.

Esto se debe a que el cuerpo y los pies no se encuentran preparados para este tipo de sobreesfuerzos.

Por eso, es conveniente ejercitarse por lo menos tres veces a la semana, para que los pies puedan soportar las cargas adicionales durante estos encuentros deportivos de Domingo en la tarde.

Lecturas recomendadas:

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies