¿Qué causa el dolor neuropático en los pies?

Actualizado: abril 2nd, 2019 at

Dolor neuropático en los pies: Cuando el sistema sensorial se ve afectado por una lesión o enfermedad, los nervios dentro de ese sistema no funcionan adecuadamente y dejan de transmitir señales al cerebro.

Le puede interesar:

Esto a menudo conduce a una sensación de entumecimiento o insensibilidad, sin embargo, en algunos casos, las personas experimentan dolor en la región afectada.

El dolor neuropático no comienza abruptamente o se resuelve rápidamente; es una enfermedad crónica que conduce a síntomas de dolor persistente.

En muchas personas, la intensidad de los síntomas puede aumentar y disminuir a lo largo del día.

Se cree que el dolor neuropático se asocia principalmente con problemas de los nervios periféricos, como en el caso de la neuropatía causada por diabetes o estenosis espinal.

Sin embrago, las lesiones cerebrales o de la médula espinal, también pueden provocar dolor neuropático crónico.

El dolor neuropático se puede contrastar con el dolor nociceptivo, que es el tipo de dolor que se produce cuando una persona sufre una lesión aguda, como el machucón de un dedo o tropezarse con un dedo del pie cuando se camina descalzo.

Este tipo de dolor suele ser de corta duración y responde bastante bien a los analgésicos comunes, en contraste con el dolor neuropático.

Factores de riesgo

Cualquier cosa que cause la pérdida de funciones dentro del sistema nervioso sensorial, puede causar dolor neuropático.

Como tal, los problemas nerviosos del síndrome del túnel carpiano o condiciones similares como traumas, que causen una lesión nerviosa pueden desencadenar dolor neuropático.

Sin embargo, existen otras condiciones que predisponen al dolor neuropático como la diabetes, deficiencias vitamínicas, cáncer, VIH, apoplejía, esclerosis múltiple, culebrilla y tratamientos contra el cáncer.

Causas

Existen muchas razones por las que los pacientes pueden desarrollar dolor neuropático.

Sin embargo, la explicación medica más aceptada es que, el incremento en la liberación de ciertos neurotransmisores que señalan el dolor, combinado con una capacidad alterada de los nervios para regular estas señales, provoca la sensación de dolor que se origina en la región afectada.

Además, en la médula espinal, se reacomoda el área que interpreta las señales dolorosas, con los cambios correspondientes en los neurotransmisores y la pérdida de los cuerpos celulares que funcionan normalmente.

Estas alteraciones dan como resultado la percepción del dolor, incluso en ausencia de estimulación externa.

En el cerebro, la capacidad de bloquear el dolor puede perderse después de una lesión producida por un accidente cerebrovascular o trauma. Con el tiempo, se produce mayor daño celular y la sensación de dolor persiste.

El dolor neuropático se asocia con diabetes, consumo crónico de alcohol, ciertos cánceres, deficiencia de vitamina B, infecciones, toxina, ciertos medicamentos y otras enfermedades relacionadas con los nervios.

Diagnostico

El medico basa el diagnóstico del dolor neuropático, basándose principalmente en una profunda evaluación de la historia clínica de un paciente.

Si se sospecha daño del nervio subyacente, es posible que se realice una prueba para la evaluación de los nervios.

Evaluación clínica

La evaluación clínica revela la pérdida de la función, y esta puede incluir pruebas para evaluar la capacidad de distinguir una sensación aguda de una suave, diferencias de temperatura, vibración y tacto ligero.

Una vez que se realiza un examen clínico completo, es posible planificar el estudio de electrodiagnóstico.

Electrodiagnóstico

El electrodiagnóstico es un procedimiento usado por los médicos para evaluar si un nervio está lesionado.

Esta subespecialidad médica utiliza técnicas que permiten estudiar la conducción nerviosa con electromicelografía (NCS / EMG).

Estos estudios son realizados por neurólogos y fisiatras especialmente capacitados.

Exámenes de laboratorio

Cuando el medico sospecha de neuropatía, generalmente realiza primero una búsqueda de causas reversibles.

Esto puede incluir análisis de sangre para deficiencias de vitaminas o anomalías tiroideas, y estudios de imágenes para excluir una lesión estructural que afecte a la médula espinal.

Dependiendo de los resultados, se define la posibilidad de disminuir la gravedad de la neuropatía y posiblemente disminuir el dolor neuropático experimentado por el paciente.

Desafortunadamente, en muchos casos, incluso el buen control de la causa subyacente del dolor neuropático no puede revertir la condición.

Esto se ve comúnmente en personas con neuropatía diabética.

Cambios morfológicos

En otros casos raros, se observa evidencia de cambios en el patrón de crecimiento de la piel y el cabello en el área afectada.

Estas alteraciones también pueden estar asociadas con cambios en la sudoración o la transpiración.

Cuando se presentan dichos cambios, estos pueden ayudar a identificar la probable presencia de dolor neuropático asociado con una afección llamada síndrome de dolor regional complejo.

Tratamiento Medico

Se han ensayado numerosos medicamentos para tratar el dolor neuropático y la mayoría han sido medicamentos fuera de etiqueta.

Un medicamento fuera de etiqueta es aquel que fue farmacológicamente diseñado y aprobado para tratar otras condiciones, pero que luego se identificó como beneficioso para tratar el dolor neuropático.

Durante muchos años, los médicos han prescrito antidepresivos tricíclicos como las amitriptilina, nortriptilina y desipramina, para el control del dolor neuropático y algunas personas encuentran que estos pueden ser bastante efectivos para brindarles alivio.

También se ha demostrado que otros tipos de antidepresivos proporcionan cierto alivio.

Es el caso de los Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS como paroxetina y citalopram) y otros antidepresivos como la venlafaxina y bupropion, que ha sido utilizados en algunas personas con resultados aceptables.

Otro tratamiento común del dolor neuropático incluye el uso de medicamentos anticonvulsivos como carbamazepina, fenitoína, gabapentina, lamotrigina y otros.

En los casos graves de neuropatía dolorosa que no responden a los fármacos de primera línea, los medicamentos que se usan habitualmente para tratar las arritmias cardíacas han resultado ser beneficiosos.

Sin embargo, estos pueden provocar efectos secundarios significativos y deben vigilarse de cerca.

Los medicamentos aplicados directamente sobre la piel pueden proporcionar beneficios modestos a pronunciados para algunas personas.

Las formas comúnmente usadas incluyen lidocaína (parche o gel) o capsaicina.

El uso de agentes narcóticos para tratar el dolor neuropático crónico en una cuestión bien controvertida en la comunidad médica.

Conclusión

Curar el dolor neuropático depende de la causa subyacente. Si la causa es reversible, los nervios periféricos pueden regenerarse y el dolor disminuirá; sin embargo, esta reducción en el dolor puede tomar meses o incluso años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies